toms sko oslo toms sko pa nett toms sko oslo toms sko oslo toms toms toms toms sko toms sko toms sko toms sko toms sko toms sko toms sko toms toms toms Sko toms Sko Reglas del Poker | Como se Juega al Poker

Omaha Poker: conceptos básicos

El Omaha poker es una de las variantes del poker. Tiene, a su vez, muchas modalidades diferentes: Limit Omaha HiLo Split, Omaha8, Omaha/8, Omaha High-Low, Omaha Split, Omaha Eight-or-Better, Limit High Only, Pot Limit High, y Pot Limit HiLo Split.

La estrategia básica para Omaha poker no es aplicable universalmente a todas las formas de este juego. Algunos conceptos sirven para todas ellas, pero no todos. Para quienes deseen jugar variantes más complejas, es aconsejable aprender estrategias específicas para cada modalidad.

Una mano de Omaha se forma con dos cartas de mano y 3 cartas del board, en forma obligatoria. Podemos usar, si queremos, las mismas cartas de mano para formar una mano alta o una baja, en forma indistinta. Lo que sí es importante tener en cuenta son las reglas del poker Omaha con respecto al uso obligatorio de las cartas, ya que esto nos obliga a una visión integral de las cartas en juego.

Las manos bajas son las que más suelen confundir a quienes comienzan a jugar Omaha, pero podemos encontrar un modo de simplificarlo. Si nuestras cartas son similares a las del board (lo que puede confundirnos), tomaremos como referencia la mano más baja posible en Omaha: 54321, y la más alta: 87654. Buscaremos la carta más alta y luego descenderemos (leerlas como números enteros, 54.321 / 87.654, ayuda a darnos cuenta de cuál es la mano más alta). Si tenemos A2, y el board es 764KA, la mano formada es 76421. Con el mismo board, una mano 23 nos da 64321, que es mucho mejor (descartamos el 7 y la K).

Para hacerlo más sencillo, nos conviene ir leyendo las cartas a medida que van saliendo. Para saber si nuestra mano es buena, no debemos pensarlo en términos absolutos, sino ver cuán baja es, en comparación con la mano más baja posible.

Aunque parezca complicado, el Omaha es un juego de matemática simple. Si jugamos bien nuestra mano inicial, no importa lo que hagan nuestros rivales, siempre tenemos probabilidades de ganar. Es un buen juego para aquellos que tienen un bankroll pequeño y necesitan aumentarlo.

Por otro lado, los malos jugadores no tienen ninguna posibilidad de ganar en Omaha a largo plazo, aunque eventualmente ganen buenos botes. En las mesas de límites bajos es donde los buenos jugadores hacen el dinero: se necesita menos bankroll, el promedio de ganancia por hora es mayor que en Holdem, y los malos jugadores son realmente malos.

En Omaha poker no existe el azar: nuestra mano se decide, la inmensa mayoría de las veces, en el flop. A partir de ese momento, sólo se trata de hacer las apuestas correctas, ya que sabemos con precisión cuantas outs tenemos. En esto se diferencia del Holdem, en el cual, en una mesa de varios jugadores, hay una cierta cuota de azar en cuanto a las jugadas que puedan estar armando nuestros rivales y son muchas las manos que pueden ganar un juego.

El concepto más importante a tener en cuenta en Omaha es la probabilidad de ganar al final de la mano, o, más apropiadamente, de tener la mejor mano al llegar al river. Lo que realmente cuenta es cuántas cartas, en qué combinaciones, nos dan una mano ganadora. Saber cuántas cartas podemos conseguir que formen una mano ganadora nos dará un porcentaje, una probabilidad de ganar. De acuerdo a esa cifra, apostaremos o no.

A diferencia del Holdem, en que el juego post flop es crítico, en Omaha es fundamental la elección de la mano inicial, antes del flop. El mejor momento del juego puede ser el turn, que es cuando todavía hay jugadores con esperando a ver si forman una mano, y podemos hacerlos poner dinero en el bote. Si jugamos buenas manos iniciales, y subimos antes del flop con muchas de ellas, podemos ganar muchos juegos Omaha loose en límites medios y bajos.


Ir a la sección: General

Lo sentimos, los comentarios para esta entrada están cerrados

Copyright © 2017 - ReglasDelPoker.net

Close