toms sko oslo toms sko pa nett toms sko oslo toms sko oslo toms toms toms toms sko toms sko toms sko toms sko toms sko toms sko toms sko toms toms toms Sko toms Sko Reglas del Poker | Como se Juega al Poker

Los beneficios de robar las ciegas

Por distintos motivos, muchos jugadores de poker no conocen la real importancia que tiene robar las ciegas en el poker, y la diferencia que puede hacer en nuestro bankroll. Quizás muchos consideran que lo que se gana no es tanto, en comparación con lo que podrán ganar jugando las siguientes calles. Sin embargo, sería bueno aprender a jugar poker incorporando el concepto de robar las ciegas ya que, créelo o no, podemos aumentar nuestro promedio de ganancias en un 25 a 50%, sólo con esta técnica.

Robar las ciegas es realmente rentable por varios motivos. En primer lugar, estamos evitando cualquier complicación, ya que hacemos que nuestros rivales abandonen sin dar batalla. Entre nosotros y el bote sólo hay dos jugadores, la ciega grande y la ciega pequeña, que han apostado por obligación y no porque tengan una mano mejor que la nuestra, necesariamente. Esto significa que, si hacemos una subida, por lo general no verán nuestra apuesta y, mucho menos aún, estando fuera de posición. En esta situación, ganar las ciegas significa añadir a nuestro stack 1,5 ciegas. Además, seguramente conseguiremos robarlas la mayor parte de las veces que lo intentemos.

Dicho fríamente, 1,5 ciegas no parece una gran cantidad, es cierto. Pero analicémoslo desde otra perspectiva. En primer lugar, estamos recuperando parte de las ciegas que pagamos cada vez que nos corresponde. Esto ya es un beneficio. Por otro lado si, además, robamos las ciegas desde el cut-off, sumaremos 1,5 ciegas más, y esta vez, será ganancia pura.

Veamos un ejemplo, para clarificar este punto de vista. Supongamos que estamos en un juego No Limit, $0,50/$1, y robamos ciegas por $3 por vuelta. De esos $3, $1,5 serán la recuperación de las ciegas que hemos pagado, y el otro $1,50 es ganancia pura. En 10 manos, unos 45 a 75 minutos de juego, habremos ganado $15, sin siquiera haber jugado una mano, y sin tener que tomar decisiones complicadas.

Esto es sólo un ejemplo. Es obvio que será muy difícil robar las ciegas una vez por vuelta, ni hablar de dos veces. Muchas veces nos encontraremos con que las ciegas efectivamente tienen una buena mano, o alguien sube nuestra apuesta para obligarnos a abandonar. Aún logrando nuestro propósito sólo el 30% de las veces, esto significará una recuperación importante del dinero que hemos pagado.

Hasta ahora, sólo hemos mencionado el beneficio a corto plazo. Pero, robar las ciegas también nos beneficia a largo plazo. Y esto tiene que ver con la imagen que damos en la mesa. Si nunca intentáramos robar las ciegas, cuando tengamos una gran mano y hagamos una subida importante, todo el resto de los jugadores sabrá que tenemos una mano fuerte. Esto es porque, al no intentar robar nunca las ciegas, hemos dado una imagen de jugadores pasivos.

El hecho de robar las ciegas cada vez que podamos nos ayudará a crear una imagen de jugador activo y hasta agresivo, aumentando así las posibilidades de que alguien vea nuestra subida cuando tengamos una gran mano, lo que nos permitirá una ganancia mayor.

Cuando intentamos robar las ciegas, no podemos olvidar considerar el juego de nuestros rivales, y el monto que apostaremos para conseguir nuestro objetivo. Esto también afectará, no sólo nuestras probabilidades, sino la ganancia neta que obtendremos.

El rival ideal para intentar robar las ciegas es el jugador conservador, que abandonará a amenos que tenga una mano muy fuerte (como AK, AQ o un par alto). Si conocemos a nuestro rival, podemos saber cuál es el rango de manos con el que acostumbra ver subidas. Cuando este rango es realmente acotado, podemos robar las ciegas con casi cualquier mano que tengamos.

Pero si los jugadores en las ciegas son agresivos, acotaremos nuestro rango de manos con el que intentaremos robar las ciegas, ya que siempre estamos en peligro de que vean nuestra subida. Si esto ocurre, es mejor tener una mano que pueda sostener nuestra apuesta.

Como decíamos, también es importante el monto de la subida que haremos. Por supuesto, cuanto menos apostemos, menos será lo que perderemos, si todo falla. Por lo general, una subida de entre 2 veces y media ó 3 la ciega grande será suficiente. Sólo subiremos más que esto si nuestra intención no es robar las ciegas, sino conseguir valor por nuestra mano.


Ir a la sección: General

Lo sentimos, los comentarios para esta entrada están cerrados

Copyright © 2017 - ReglasDelPoker.net

Close